La asignatura de analiza cómo los servicios básicos domiciliarios afectan directamente el nivel de vida de la población, en función de su cobertura, calidad y costo; además de reconocer el papel del Estado y los municipios en la satisfacción de necesidades públicas de bienestar social desde una actividad de fomento, planificación, inspección y promoción de los servicios públicos domiciliarios.